Gris, la manifestación del arte interactivo

2019-02-20 | 2019-02-24

Por José Alberto Cardozo

Los diseñadores gráficos y artistas son parte de la industria de videojuegos desde sus inicios; un elemento primordial en su desarrollo y autores de lo que vemos en pantalla al momento de jugar. A pesar de esto, son raros los casos en los que se tiene a uno de ellos dirigiendo un proyecto, o involucrado a tal punto que intervengan en la concepción del diseño principal.

Afortunadamente existen interesantes excepciones como Keita Takashi, un artista escultor que al graduarse entro a trabajar a Namco. Él veía a los videojuegos como una nueva forma de expresión y buscaba hacer algo diferente a los estándares de la época. Keita quería un juego que fuera más parecido a una obra de arte, y en donde existiera una conexión emocional con el espectador; en ese entonces, una forma de juego totalmente diferente. De ahí nació Katamari Damacy, uno de los juegos más innovadores e interesantes en el medio, que incluso se encuentra en la selección artística de videojuegos del MOMA.

Los videojuegos que tienen artistas como directores creativos producen títulos alejados de las tendencias en la industria, con visiones únicas que aportan una nueva dimensión al medio. Tal es el caso de Jenova Chen con Journey, Ken Wong con Monument Valley, Olly Moss con Firewatch, y ahora, Conrad Roset con Gris.

![youtube video](https://www.youtube.com/watch?v=gvECQlxrhbw](https://www.youtube.com/watch?v=gvECQlxrhbw)

Gris es una obra de arte por la forma en la que fue diseñado. Conrad ha logrado que cada cuadro en pantalla sea una composición por sí sola, integrando elementos sintácticos, componentes geométricos, gamas de colores y texturas de diferentes materiales, como si se tratará de una ilustración. Al final, cada uno de estos puntos se manifiestan en la mecánica y funcionamiento del juego.

Al iniciar el juego te encuentras con Gris, quien ha perdido su voz y caído en un mundo sin color. Ahí comienza la aventura. Tendrás que explorar, librar plataformas y resolver acertijos para recuperar los colores, uno por uno. Cada capítulo del juego hace énfasis en un color en particular; la intención es que experimentes los diferentes ambientes que integran un ecosistema, un color y una emoción a transmitir. Esta atmósfera afectará las mecánicas de juego y a las criaturas que encontrarás a tu alrededor.

Por ejemplo, hay una zona en donde los escenarios cambian a escalas de azul; la atmósfera es tranquila, la música es más relajada y la sensación es de calma. Todo lo anterior acaba trasladándose al gameplay, con la integración de cuerpos de agua en los siguientes niveles, la posibilidad de explorarlos nadando y un control más fluido sobre Gris. Al final algo que parece estético, como la escala cromática, transforma las dinámicas del juego y las sensaciones al jugarlo.

Creer que Gris es un juego bonito y nada más, sería un error fatal. Conrad tiene un estilo característico que logra permear en Gris, gracias a trazos simples con toques de acuarela, sumado a una mezcla de técnicas entre trazo de lápiz y digital, una estética utilizada en ilustraciones, pero no tan explorada en videojuegos. Su estilo visual se apoya en la tecnología para hacer funcional y legible al mundo que exploramos. En el bosque, por ejemplo, emplea varias capas de profundidad con una escala de tonalidades para indicar qué está más cerca y qué más lejos. Es justo en esa zona en donde mejor se aprecia el uso de trazo a lápiz como sombreado que enfatiza al primer plano. Cada uno de sus elementos se complementa como si se tratara de una pintura.

Recorrer cada espacio de este mundo es la perfecta muestra de las posibilidades de un artista contemporáneo, una exhibición de sus conocimientos aplicados a un medio relativamente nuevo.

Gracias a la diversidad de ideas y experiencia aportada por Conrad a la hora de diseñar este juego, Gris se convierte en una aventura épica con un sentimiento de originalidad y un toque mucho más humano.

Los escenarios poseen una notoria influencia en las bellas artes, pues nos trasladan a panoramas que jamás imaginamos visitar, como ciudades imaginarias de arquitectura clásica y esculturas monumentales, a templos prohibidos devorados por la naturaleza o a maquinarias ancestrales abandonadas. Nos coloca en espacios deshabitados que tenemos que descifrar o que necesitan ser transformados para poder continuar. Gris es un recorrido en plataformas simples de física básica, alternados con acertijos ambientales dentro de un equilibrio de lo natural y lo artificial. Así está constituido su mundo, como una síntesis de la formación de Roset como artista, un cosmos creado a partir de geometría, su perfeccionamiento en técnicas de dibujo y la constante inspiración en el arte y la naturaleza.

La narrativa gráfica de Gris estaría incompleta sin su espectacular animación, tanto en los cinemas como en el juego. Gracias a esto, cada zona del juego se siente viva, pues existe fauna local interactuando con su entorno, el ciclo natural de las cascadas, partículas flotando, tormentas de arena, lluvia torrencial, el toque de los rayos de luz y pequeños gestos que vuelven al mundo orgánico. Con la protagonista ocurre lo mismo. A lo largo del juego, los cambios del entorno y las diferentes habilidades que adquirimos modifican los movimientos con los que se desenvuelve, pero cada uno ocurre de manera natural. Nomada Studio tiene un entendimiento brutal del movimiento en los seres vivos, sus proporciones y el ciclo de animación necesario para que todo parezca fluido. Además completan esta hazaña con las cinemáticas mudas que funcionan como nodos de flexión en la narrativa. El lenguaje visual logrado es universal, emocional e intuitivo.

Gris funciona exactamente igual que una pintura; no posee diálogos extensos, no tiene explicaciones profundas e intenta comunicar todo de manera visual. Desarrolla su narrativa con los entornos, cinemáticas mudas y mecánicas de juego. Es abstracto y abierto a la interpretación de cada uno. Nos da la libertad de explorarlo y adentrarnos tanto como queramos en sus minuciosos detalles. En pocas palabras, Nomada Studio pone un lienzo pintado al que tú le das significado.

Gris fue uno de los juegos más interesantes del 2018 y actualmente está disponible para PC, Mac y Nintendo Switch.

Web: https://nomada.studio/

Steam: https://store.steampowered.com/app/683320/GRIS/

Entrevista Conrad en Nerdcore: https://www.youtube.com/watch?v=LOC5bFtRKyI

Si quieres conocer más sobre lo que hay detrás del pixel, suscríbete a nuestro podcast en Spotify, iTunes o Google Podcasts. Para saber más sobre Gris, Florence y otros videojuegos que prometen cambiar tu perspectiva, síguenos en redes sociales:

Twitter: https://twitter.com/afk_mcz

Instagram: https://www.instagram.com/detrasdelpixel/

Facebook: https://www.facebook.com/Detrasdelpixel/

Iconoellugar